+34 673 56 22 54

Image Blog

BOTIQUÍN NATURAL DE UNA MAMÁ FARMACÉUTICA

¿Qué tiene el botiquín de una madre farmacéutica?

Si una madre lleva de todo en el bolso, al más puro estilo Mary Poppins, una madre farmacéutica ni os cuento. Tenemos casi la botica entera en casa, pero hay algunos que siempre tengo a mano y que nos sirven para todos.

 

Así que hoy os voy a contar cuales han sido nuestros imprescindibles en casa durante este invierno y estos días de frío.

 

1. Aceite esencial de Ravintsara (Cinnamomum camphora) QT CINEOL de Pranarom.

La principal molécula activa de este aceite esencial es el 1,8 Cineol, que presenta actividad inmunoestimulante, antiviral y expectorante.

 

El aceite esencial de Ravintsara es un aceite esencial de botiquín de manual, un tres por uno, ya que podemos utilizarlo para estimular las defensas de forma preventiva, como antiviral cuando ya hemos pillado algún virus, y como expectorante en afecciones respiratorias.

 

Se puede utilizar inhalado de forma directa, por vía cutánea tanto puro como diluido en un aceite vegetal (genial con el aceite vegetal de nuez de albaricoque) y por vía oral.

 

Por vía oral como ya sabéis los aceites esenciales se utilizan en un soporte neutro, es decir, 2 gotas en miel, azúcar o un aceite vegetal.

 

Importante: sí que se puede utilizar, pero precaución durante el embarazo, la lactancia y en menores de 5 años (preguntar siempre por los casos particulares).

 

2. Bálsamo pectoral de Pranarom.

Lo sentimos muchísimo, pero el Vicks Vaporub ha pasado a mejor vida en casa, y es que la ciencia evoluciona y ahora hay bálsamos pectorales mucho más completos como este de Pranarom.

 

El bálsamo pectoral de Pranabb está formulado con aceites esenciales como el abeto balsámico, abeto negro, mejorana y olivardilla con efecto balsámico, antiinflamatorio, mucolítico y expectorante; diluidos en aceite vegetal de nuez de albaricoque.

 

Lo puede utilizar toda la familia, también bebés siempre que pesen más de 5 kg. Si queréis saber cómo lo utilizo hay un minivídeo en Instagram que lo explico.

 

Existe su versión para adultos, pero ojo, que no se puede utilizar durante el embarazo, la lactancia ni en niños menores de 6 años, por el aceite esencial de eucalipto.

 

 

3. Golamir 2Act de Aboca.

En el bolso, en la bata y en todos los bolsillos que busques. A veces, necesitamos una solución rápida cuando te duele la garganta, y en los niños más.

 

Golamir 2Act son unos comprimidos que se disuelven en la boca proporcionando un efecto analgésico y antiinflamatorio por su contenido en mirra y cicatrizante gracias a los taninos del extracto de agrimonia.

 

Además, forma una película efecto barrera que va a normalizar y proteger la mucosa de todos esos agentes externos que la pueden estar irritando. También contiene además aceites esenciales de menta y eucalipto, con acción antiséptica y analgésica.

 

Recomendado a partir de los 6 años de edad.

 

4. Jarabe Broncotoss compact de nuestra marca.

Este jarabe vale para todo o casi todo, con los niños tienes que ir a lo sencillo, primero porque no te van a dar muchas oportunidades, y segundo, porque muchas veces no saben decirte si hay flema o no.

 

  • Tos irritativa: por su composición en tomillo, llantén y malvavisco, por sus propiedades demulcentes y antitusivas. También va genial en casos de afonía.
  • Tos productiva: por su composición en sauco y eucalipto, por sus propiedades expectorantes.

 

Pero además está formulado con ingredientes como la equinácea, una planta inmunomoduladora que además de potenciar las defensas, favorece la recuperación.

 

 

5. Inmunoferon Biotics de Cantabria Labs.

Un recién llegado a casa, un complemento alimenticio con probióticos, concretamente la cepa Lactobacillus rhamnosus GG, microorganismos vivos que al ser administrados en cantidades adecuadas confieren un beneficio a la salud.

Más zinc y AM3®, tecnología patentada por el laboratorio, con glucomanano y proteína de soja.

 

Muy útil después de los estragos del invierno y de algunos tratamientos antibióticos (siempre prescritos por el médico) que a veces nos dejan la microbiota un poco tocada.

 

6. Spray purificador de Pranarom.

El spray purificador es un “must have” en casa y en la farmacia, por supuesto para para refrescar el ambiente, pero lo más importante, para mantener alejados virus, bacterias y hongos. Además, también puede ser una opción muy muy aconsejable para reducir las fuentes de alergias.

 

Formulado con aceites esenciales antiinfecciosos (aceite esencial de eucalipto, niualí, mandravasarotra, geranio de Egipto, clavo de especias), inmunoestimulantes (ravintsara) y antihistamínico (katrafay).

 

Aquí tenéis mis seis imprescindibles del invierno, ¿me cuentas cuáles son los tuyos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.